Trayectoria

Todavía hecha en familia

El supermercado está lleno de pastas que hablan de apellidos y de orígenes, haciéndonos creer que todavía todas esas marcas siguen siendo elaboradas por familias italianas.

En Pasta y Basta® estamos orgullosos de luchar contra esta tendencia, desde 1996.

Hace más de 30 años nuestra familia inmigró de Italia a Costa Rica con una amplia cultura culinaria, para dedicarnos a la elaboración de pastas tan genuinamente caseras, que eran hechas desde nuestra propia casa.

Siguiendo al pie de la letra las recetas originales de nuestros abuelos, con ayuda de utensilios caseros y artesanales, la “Mamma” de la familia fue en los comienzos la encargada de la cocina y del nacimiento del sabor de Pasta y Basta®.

En ese entonces la venta de pastas la realizábamos únicamente a amigos de la familia, quienes fueron los que empezaron a difundir el secreto.

Años después, el empeño y la calidad de nuestros productos ha llevado a que hoy en día Pasta y Basta® cuente con la mayor variedad de opciones en la categoría de pastas frescas. Pastas que siguen siendo hechas con la pasión que no puede reemplazar una fábrica o una junta directiva donde no hay ni un solo artesano… porque todavía son hechas en familia.